IRLANDA

CATARATAS DE PALABRAS

CORTITA Y AL PIE

OTRAS YERBAS

COSECHAS

Lucha cotidiana

En el bus regreso a la casa, la escena se repite. Cabezas gachas, cabeceando, intentando luchar contra el dios del Sueño, un ser no tan mitológico que habita en nuestros cuerpos. Adentro del bus, la atmósfera está propicia para descansar: hace calorcito, los vidrios empañados lo acreditan. Podría oler mejor, pero son un montón de humanos en un espacio cerrado en hora pico. Afuera ya está oscuro y quien viene desorientado podría pensar que ya casi es medianoche, pero apenas faltan cinco para las cinco.

‘No te duermas’, pero mis párpados funcionan de manera automática. No soy yo quien les está dando la orden. Es el dios del Sueño. Intento trabar la cabeza con la mano y el brazo sobre la ventana humedecida.

Cabeceo y me despierta el ruido de algo que cayó al suelo. Miro hacia atrás. Un hombre con aspecto vikingo sin horas de gimnasio se durmió y dejó caer su celular. Sus genes luchadores no lo ayudaron a vencer al Sueño. Me acomodo nuevamente. Mano en la cabeza y brazo en la ventana otra vez. ‘Tres paradas, Catalina. No lo hagas. Resiste’. Sin embargo, el dios del Sueño te puede sorprender en el momento más inoportuno.


Los párpados me pesan y apenas veo el camino. Me agrada la sensación cálida dentro del bus y mi cuerpo entra en una dimensión de letargo. Me dejo llevar por las mieles de esta deidad y me sumo a su rebaño de las 5pm. Cuando vuelvo a abrir los ojos, mi parada había quedado atrás, a cinco paradas de distancia. Lo hice de nuevo. Me pasé.

Diciembre 2019 – Irlanda

Foto: Javier Bravin.

Sí este texto te gustó, te invito a leer

Tiempo de florecer

Tiempo de florecer

Tomillo menta perejilCaminar observar sentirFrutillas manzanas tomatesTristeza amor compasión....

Las estaciones

Las estaciones

Querido cuerpo, pronto se terminarán los días de mirar por la ventana. Es temporal. Los árboles...

El ritual de verano

El ritual de verano

El tablón de madera,la estación de trabajo. Pelar los duraznos,meterlos en los frascos,llenarlos...

Ese sentimiento mundial

Ese sentimiento mundial

No quería ver el Mundial. Que no puedo prestar atención al partido, que no entiendo cuándo es...

El juego de la casita

El juego de la casita

Cuando era chica, la diversión en el jardín era recolectar caracoles de la enredadera que separaba...

Villaverde de Abajo

Villaverde de Abajo

"Siga por la carretera, pase el puente, doble a la derecha y va a encontrar Villaverde de Abajo",...

Aquí y ahora

Aquí y ahora

El sol simula asomarse, la brisa sigue siendo fría. Se escuchan los barcos en el fondo, el paso...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *